Salud y Medio Ambiente Seguridad y Justicia Valores y Familia Educación y Cultura Economía y Servicios Entretenimiento Campañas
   
 
Buscar dentro de Red de Participación Social:  Cargando  
 
     
Últimos artículos publicados de:
Salud y Medio Ambiente
 
  •  
  • ¿QUÉ ES EL CHIKUNGUNYA?
        » Leer más...
     
  •  
  • VIDA COTIDIANA
        » Leer más...
     
  •  
  • EL DESCANSO
        » Leer más...
     
  •  
  • QUE PASA CON LA MARIGUANA
        » Leer más...
     
  •  
  • VALOR
        » Leer más...

    Inscríbete al boletín

    ¡Suscribete!
    REPASO de lo más Interesante

    siíguenos en:
    Redes sociales
     
    Twitter   Facebook
       
     
      Ver más Artículos » Imprimir Artículo  
      08/10/2015  
     
    ¿ COMO CUIDAR TU CORAZÓN?

     
      Las enfermedades del Corazón son, entre la población mexicana, la principal causa de muerte, representa alrededor de una quinta parte de las defunciones totales de mujeres y un sexto de las de hombres.

     
     

    De acuerdo con datos del INEGI, en 2013 murieron 116 mil 2 mexicanos a causa de enfermedades de corazón, que se colocan como primera causa de muerte

    Las enfermedades del Corazón son, entre la población mexicana, la principal causa de muerte, representa alrededor de una quinta parte de las defunciones totales de mujeres y un sexto de las de hombres.

     

    De acuerdo a la OMS, la mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo comportamentales, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol, utilizando estrategias que abarquen a toda la población.

    Factores de riesgo para enfermedades del corazón

    Para saber si alguien sufre de enfermedad coronaria ante la falta de síntomas, debemos prestar atención en los factores de riesgo, las causas más importantes de cardiopatía son una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol. Los efectos de los factores de riesgo comportamentales pueden manifestarse en las personas en forma de hipertensión arterial, hiperglucemia, hiperlipidemia y sobrepeso u obesidad. Estos “factores de riesgo intermediarios”, que pueden medirse en los centros de atención primaria, son indicativos de un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.

     

    Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y evitar el consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, puede ser necesario prescribir un tratamiento farmacológico para la diabetes, la hipertensión o la hiperlipidemia, con el fin de reducir el riesgo cardiovascular y prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las políticas sanitarias que crean entornos propicios para asegurar la asequibilidad y disponibilidad de opciones saludables son esenciales para motivar a las personas para que adopten y mantengan comportamientos sanos.

    ¿Quiénes deben realizarse chequeos cardiológicos?

    Hombres mayores de 35 años y mujeres mayores de 45 a pesar de no tener síntomas.

    Personas hipertensas, diabéticas, con trastornos del colesterol, tabaquistas severos u obesos.

    Individuos cuyos padres o hermanos hayan padecido enfermedades cardiovasculares o muerte súbita.

    Personas con dolor de pecho, falta de aire, soplos, palpitaciones o hinchazón de piernas entre otros.

    Personas que decidan iniciar una actividad física programada, sobre todo aquellos que han estado durante un largo período de tiempo con inactividad.

    Personas que hayan sufrido problemas cardíacos o vasculares.

    Así, te compartimos algunos tips para mantener sano el músculo más importante de nuestro cuerpo:

    Ejercicio: Como todo músculo, el corazón necesita estar activo. Por ello es recomendable hacer ejercicio aeróbico durante 30 minutos diarios, de tres a cinco veces por semana.

    Mantener tu peso: Con la obesidad, la hipertensión suele empeorar, porque el organismo se ve obligado a mover más sangre y el corazón debe trabajar más. Algunos tips que te pueden ayudar son: comer alimentos cocidos o a la plancha, evitar los aderezos de ensalada cremosos y no añadir azúcar a los alimentos.

    Disminuir el consumo de sal: Cuando el sodio de la sal llega a la sangre, arrastra agua con él y este exceso de líquido hace que aumente la presión arterial y obliga al corazón a trabajar más de lo debido.

    Reducir las grasas de la dieta: sobre todo las saturadas, con la finalidad de reducir los niveles de colesterol malo. Puedes consumir: frutas y hortalizas, pastas sin grasa y sin colesterol, galletas sin sal, jugos de frutas, y leche o yogures descremados.

    Tratamiento: Si ha sido diagnosticado hipertenso o si tiene niveles de colesterol y/o triglicéridos alterados, es fundamental que cumpla con la toma de los medicamentos recetados. Muchas personas tienden a abandonar estos tratamientos al sentirse “bien”  o al lograr reducir los niveles, pero muchas veces éstos deben mantenerse de por vida y no ser interrumpidos, salvo que el cardiólogo o médico internista así lo consideren y sugieran.

    Procura bienestar y satisfacción: Este hábito, aparte de favorecer la salud mental, puede ser eficaz para prevenir inconvenientes en el corazón. La evidencia científica, a través de diversos análisis, ha coincidido en que las situaciones que generen emociones positivas y placer, son de beneficio para contribuir en la salud de este importante órgano.  Un estudio reciente de la Sociedad Europea de Cardiología sugiere que la felicidad le hace bien al corazón. Sentirse satisfecho en lo laboral, lo familiar, lo sexual y en el plano personal, funciona como protector del músculo.   La investigación contó con una población de estudio de 8.000 individuos con una edad promedio de 49 años, a los que se le interrogó sobre los niveles de satisfacción en áreas claves. Los resultados determinaron que, en quienes se sentían complacidos por sus dinámicas familiares, laborales y de pareja, se reducía la incidencia de enfermedad cardíaca, independientemente de los otros factores de riesgo.

    Más música: El placer que genera escuchar música, también ha sido considerado un posible aliado en la meta de cuidar al corazón. El hallazgo fue realizado por científicos de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) quienes concluyeron que escuchar melodías agradables, podría modificar el ritmo cardíaco, disminuir la presión arterial y el estrés, así como ayudar en la recuperación de personas que han sufrido un ataque cardiaco.

     
         
      Ver más Artículos » Imprimir Artículo  
         
     
    ¿Qué es REPASO?
    Entérate de quiénes somos
    ¿Qué es REPASO?  
    Contacto    

    Mándanos tus inquietudes,
    ¡escríbenos!

    repaso@repaso.com.mx

             
    Red de Participación Social, Todos los Derechos Reservados repaso@repaso.com.mx
    Salud y Medio Ambiente: Artículos, Ligas de Interés | Seguridad y Justicia: Artículos, Estadísticas, Repaso en Tu Colonia, Ligas de Interés | Valores y Familia: Artículos, Ligas de Interés |
    Educación y Cultura: Artículos, Clarooscuro, Ligas de Interés | Economía y Servicios: Artículos, Ligas de Interés | Entretenimiento: Caricaturas, Chistes, Curiosidades, Frases y Proverbios |
    Campañas | Qué es REPASO | Descargas | Encuestas anteriores | Mapa del Sitio | Contacto | Inicio